“LAS PERSONAS JURÍDICAS Y LAS FORMAS BÁSICAS DE VINCULACIÓN CON EL DELITO: ESTRATEGIAS PARA SU REPRESIÓN Y CRÍTICAS”, por José Daniel Cesano

Hoy aparece como un dato irrefragable la fuerte postura que pretende discutir la vigencia del viejo principio “societas non potest”. En efecto, modernamente, la tesis que propugna la responsabilidad penal de la empresa constituye uno de los núcleos centrales de la política criminal moderna. Esta posibilidad – a nuestro ver –supone sustraer la problemática (de la eventual responsabilidad de la corporación) de los principios inspiradores del Derecho penal convencional (y de las naturales garantías que lo presiden); para enmarcarlo dentro de una nueva política criminal del riesgo. En el presente trabajo nos hemos propuesto explicitar nuestra discrepancia con tales soluciones; constituyendo buena parte de esta investigación un esfuerzo tendente a demostrar la incorrección
constitucional de aquellos postulados.