PROFESOR DR. FABIÁN IGNACIO BALCARCE. IN MEMORIAM Por el Prof. Dr. Carlos J. Lascano (h)

En los últimos treinta días hemos tenido que lamentar la pérdida física de dos personas que estudiaron y enseñaron con pasión el Derecho Penal en nuestra Facultad: Fabián Balcarce y Fernando Allende.

Ambos pertenecieron a dos diferentes generaciones de juristas, ninguna de las cuales es la mía, a la cual ubico en una etapa intermedia de transición. En efecto: Fernando  Allende integró la prestigiosa Escuela cordobesa que desde el viejo Instituto de Derecho Penal formó y dirigió Ricardo Nuñez, de quien fue –junto a su íntimo amigo desde las aulas del Colegio Nacional de Monserrat, mi Maestro Jorge de la Rúa – uno de sus más jóvenes, directos y dilectos discípulos.

Siguiendo el ejemplo de su Maestro Ricardo Nuñez, con generosidad y amplitud científica, en la década de los 90 Fernando Allende fue pionero en alentar y animar grupos de estudio de diversos temas bajo los más actualizados enfoques de la Dogmática jurídico-penal que se habían impuesto en el mundo pero que parecían estar ausentes de la discusión en nuestras aulas.

A uno de esos grupos se sumó con entusiasmo Fabián Balcarce, junto a otros noveles cultores de nuestra disciplina científica, varios de los cuales hicieron estudios de Postgrado en Alemania y España, y hoy por hoy se destacan con merecido renombre, proyectándose hacia el futuro como la renovación del penalismo cordobés.

Ya retirado Fernando Allende de esa actividad debida a su iniciativa, en el año 1996 fui invitado –quizás por ser varios años mayor que sus integrantes- para coordinar un grupo de estudio sobre la imputación objetiva en base a la lectura y discusión de textos foráneos (entre otros, los de Roxin, Frisch, Martínez Escamilla, Reyes Alvarado). Sin pretensiones de exhaustividad, recuerdo entre sus componentes a Gabriel Pérez Barberá, Horacio Carranza Tagle, Marcos Díaz Reyna, Susana Cordi Moreno, María Antonia de la Rúa y Ana Lombardi. Allí tuve la fortuna de conocer a Fabián Balcarce y me llamaron la atención su aguda inteligencia, su contracción al estudio, su habilidad argumentativa, su honestidad intelectual, sus valores éticos y su permanente expresión de agradecimiento hacia quienes contribuyeron a su formación.

Nuestros caminos se volvieron a encontrar unos meses después, ese mismo año 1996, cuando compartí con Fabián un par de viajes en colectivo hacia Chilecito, donde se desempeñaba como Profesor Adjunto de Derecho Procesal Penal en la flamante carrera de Abogacía de la Universidad Nacional de La Rioja, cuyo Titular era el Profesor Eugenio Pérez Moreno. Es que la carrera docente universitaria de Fabián había comenzado en  nuestra Facultad bajo la guía de su Maestro el Dr. Manuel Ayán, con quien aprobó su adscripción a la cátedra de Derecho Procesal Penal y luego fue Profesor Adjunto de la misma. Fue uno de los coautores del Manual de Derecho Procesal Penal dirigido por el Dr. José Ignacio Cafferata Nores.

En los años posteriores y de modo sucesivo, Fabián Balcarce fue cultivando con gran solvencia las demás disciplinas que componen las Ciencias Penales.

En 1998 aprobó su adscripción a la Parte General del Derecho Penal con el Dr. Jorge de la Rúa y tras destacarse ese mismo año en el concurso realizado ante el tribunal presidido por el suscripto e integrado por los profesores María Cristina Barberá de Riso y Carlos Ferrer, fue designado Jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra “C” cuya titularidad ejerzo. A partir de 1999 fue muy importante y fructífera su labor como docente e investigador, habiendo sido uno de los más relevantes coautores del Tratado de Derecho Penal – Parte General,  que en dos tomos se publicó en el año 2000, bajo mi dirección; algo similar sucedió con el Libro de Estudio de nuestra cátedra que vió la luz en el año 2002, en un solo tomo. Los dos capítulos y las partes de otro capítulo de esa obra, escritos por Balcarce, son aún un valioso material bibliográfico no sólo para los alumnos de nuestra asignatura en la carrera de Abogacía, sino también para quienes cursan especializaciones de Derecho Penal en nuestra Universidad y en otras de nuestro país.

Lo “perdimos” a Fabián como docente de Derecho Penal I, pero ganó la Ciencia Penal Integrada cuando en el año 2004 obtuvo por concurso la cátedra de Derecho Penal – Parte Especial, cuyo Manual –escrito en coautoría con los demás integrantes- ha dirigido. También cuando incursionó con brillantez en el Derecho Penal Económico habiendo sido co-director (junto a sus amigos José Daniel Cesano y Gustavo Arocena) del Centro de Investigación Interdisciplinaria en Derecho Penal Económico y  director de una obra de tres tomos sobre dicha especialidad, publicada por Editorial Mediterránea a partir del año 2002.  En los últimos tiempos había centrado su interés en la novedosa relación entre el Derecho Penal y las Neurociencias, habiendo publicado en Hammurabi dos libros sobre dicha temática, el primero en 2014 y el último (en coautoría con José Daniel Cesano y Gustavo Arocena) en 2015.

Fabián Balcarce obtuvo numerosos títulos de Postgrado. Entre 2000 y 2001 el de Especialista en Derecho Penal Económico en la Universidad de Castilla-La Mancha (Toledo, España). En el año 2001, Doctor en Derecho y Ciencias Sociales en nuestra Facultad (habiendo tenido el suscripto el honor de integrar el tribunal evaluador de su tesis doctoral junto con los profesores Víctor F. Reinaldi y José Ignacio Cafferata Nores); dicho trabajo intitulado “Medidas limitativas de la libertad individual en el proceso penal” fue galardonado con el Premio “Dalmacio Vélez Sársfield – Tesis Sobresalientes”, otorgado por la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, corporación que ya en 1999 lo había distinguido con el premio “Joven Jurista”; la primera edición de esa tesis fue publicada en el año 2002 y la segunda en el 2006. Entre 2003 y 2005 accedió al título de Especialista en Derecho Penal en la primera cohorte de la carrera dictada en nuestra Facultad con la co-organización de la Universidad Nacional del Litoral, que dirigimos con mi entrañable amigo el Profesor Enrique García Vitor, fallecido en enero de 2006. Al principio del cursado de esa especialización compartía su rol de alumno con la función de coordinador, ésta junto a Gustavo Arocena. En la segunda cohorte de esa misma carrera se desempeñó como profesor habiendo tenido el suscripto el gusto de dictar con Fabián algunas clases introductorias en base al libro “Lineamientos del Derecho Penal” de Enrique Bacigalupo.

En el ámbito extra-académico Fabián Balcarce fue un incansable y eficaz asesor en el equipo de dirigía Luis Bonetto durante mi desempeño al frente del Ministerio de Justicia de la Provincia, entre julio de 1999 y marzo de 2001, siendo de gran valor su aporte en la implementación normativa en Córdoba de las disposiciones de la Ley nº 24.660 de ejecución de las penas privativas de la libertad. Cuando renuncié al cargo Fabián tuvo un raro gesto de nobleza y lealtad al decirme: “yo llegué aquí con Ud. y con Ud. me voy”. Tras lo cual también dimitió como funcionario. Felizmente la labor académica nos mantuvo vinculados luego de nuestro fugaz paso por la función pública y en los primeros tiempos compartimos algunos casos en el ejercicio de la profesión abogadil.

Nuestro querido homenajeado fue un reconocido autor de decenas de libros e innumerables artículos sobre las distintas disciplinas penales, que han servido de base para el desarrollo científico local y foráneo. Además, era un relevante docente de grado y postgrado en universidades de nuestro país y del exterior, caracterizado por su enorme vocación y capacidad para transmitir sus vastos conocimientos.

No puedo soslayar sus valientes y polémicas opiniones, algunas de ellas premonitorias de lo que está ocurriendo en la actualidad: “El Derecho Penal al perder el equilibrio legislativo y la excepcionalidad, ha perdido también seriedad. Ya nadie cree en él. Ni el potencial delincuente, ni la potencial víctima. Los problemas sociales empiezan a resolverse en ámbitos diferentes al Poder Judicial. La cárcel, como sanción penal, no es muy diferente a la miseria de una vida carente de alimentos, educación, vivienda, confort, etcétera. Gran parte de la población argentina vive por debajo del nivel de la pobreza y en una inmensa jaula que es su habitat. Muchas veces la celda reduce el hacinamiento sufrido durante toda la adolescencia en la casilla, albergue propio de nuestras villas miseria. El Estado no está en condiciones económicas, ni éticas para paliar la emergencia. La idea básica de nuestros políticos es el “clientelismo” de los que “menos tienen” a través de la entrega de indignos bolsones. Sólo se ofrece culturalmente la transgresión penal como modelo para escalar socialmente. El delito es el único modo visible de encontrar un mundo mejor; no hay mucha diferencia vivencial entre acepta el status quo o ensayar el “escape” hacia una vida mejor. Se ha escindido el circuito entre clases dominantes y clases dominadas. Las primeras ya no pueden “adiestrar” a las segundas en la resignación –“los últimos serán los primeros”-, en la esperanza –“algunos de ustedes podrán escalar socialmente”-, asunción –“sólo los de su clase cometen delitos”-, heroicidad –“sólo el sacrificio me permitirá evitar tanto sacrificio” (prólogo a la segunda edición de “Medidas limitativas de la libertad individual en el proceso penal”, Mediterránea, Córdoba, 2006, pp. 16 y 17).

Ese modo crudo de describir la realidad se acentuó en los últimos tiempos, pues Fabián era frontal y no tenía “pelos en la lengua” para decir las cosas, sin reparar en lo que podía o no resultar “políticamente correcto”. Ello le valió algunos distanciamientos y enfrentamientos. Ya en 2002, en sus palabras iniciales a la primera edición de la citada obra, había expresado: “…no quiero olvidarme de quienes fueron mis críticos y detractores (los cuales no han sido pocos). A los mismos, un doble agradecimiento. Sin ellos esto no hubiera sido lo que fue: un bello desafío”.

Me han relatado en estos días que Fabián había expresado a personas cercanas a su afecto que él no llegaría a cumplir sus cinco décadas de vida; tal vez por ese motivo vivió con tanta intensidad y pasión –especialmente los últimos años- y muchos que lo valoramos como persona y académico le estábamos preparando un libro en homenaje de sus bodas de oro. En mi aporte a dicha obra destaqué su permanente entusiasmo en la búsqueda de nuevas perspectivas en las Ciencias Penales.

Recuerdo el emotivo mensaje de despedida que por correo electrónico nos envió el Profesor Adjunto de su cátedra de Derecho Penal II, Alberto Eduardo Chiavassa, quien expresó que –como lo hizo Fabián- también en la hermana República de Bolivia enseñó  Carlos Santiago Nino (1943-1993), ilustre jurista de la Filosofía del Derecho y del Derecho Penal. “Ambos allí murieron”. Debo agregar: ambos tenían casi la misma edad.

Además de los numerosos amigos y colegas de Fabián que hoy lloran su prematuro deceso, cuando tenía aún mucho para brindar a nuestra universidad y a las numerosas instituciones académicas a las que estaba ligado, debo mencionar a sus amores: su esposa Ana y sus hijas Flavia y Sofía, junto al permanente recuerdo de la pequeña Johanna, a quien tuvieron en su vida sólo dos años y medio. Todo ello lo reflejó en las conmovedoras palabras dedicadas a su esposa en 2002 en la primera edición de su tesis doctoral y renovadas en 2006 en el prólogo a la segunda edición de esa obra, donde confesó  haber cumplido veintiséis años en su profesión de “ladrón de besos”.

Concluyo con las propias palabras de Fabián, en el prólogo a la segunda edición de  la obra mencionada: “En fin, la inteligencia puede ser corta, pero uno, de a poco, lo va entendiendo: con los años la prudencia, qua prudencia, llega, pero el espíritu marginal sólo muere con nosotros”. Muchas gracias.

CURSO DE POSTGRADO DERECHO PENAL ECONÓMICO Y DERECHOS HUMANOS, en Toledo (España)

En enero de 2017, se celebra la XVII edición de los Cursos de Posgrado en Derecho en Toledo ya tradicionales en la UCLM. En el sitio web de los cursos de posgrado, el interesado puede encontrar toda la información general relativa a los mismos, en particular cuestiones acerca de matrícula, alojamiento, etc.

En esta ocasión, el área de derecho penal, junto con una larga lista de universidades y organizaciones académicas de prestigio, organiza el curso titulado “Derecho penal económico y derechos humanos“. A continuación puede encontrar información más detallada (en particular en relación al profesorado) acerca del curso, complementaria a la ya recogida en la página general del posgrado.

Consultar en:

http://dpenal.to.uclm.es/?page_id=2352-2

Esta actividad cuenta con el apoyo y la especial recomendación del Centro de Investigación Interdisciplinaria en Derecho Penal Económico (CIIDPE), de la República Argentina.

Recomendamos la página de la Fundación Internacional de Ciencias Penales (FICP)

La Fundación Internacional de Ciencias Penales (FICP) nace con el ánimo de promover y proyectar el conocimiento de las ciencias penales en la comunidad jurídica y científica internacional, en especial entre la ibero-americana, es decir, la española, la portuguesa y la latinoamericana, creando entre ellas un vínculo permanente.
Entre sus fines se encuentran los siguientes:
• La promoción y fomento de la colaboración, acercamiento y discusión científica en materia de Derecho Penal entre los distintos países que conforman la comunidad iberoamericana.
• La creación de foros permanentes de comunicación y entendimiento en materia de Derecho Penal entre profesionales de diversos ámbitos y países.
• La formación de profesorado, jueces, magistrados y abogados del Derecho Penal.
• El apoyo a la creación científica en materia de Derecho Penal, proyectos de investigación, publicación de artículos, monografías y otras publicaciones.
ficp

Novedades en el Anteproyecto 2014 de Código Penal argentino Libro Homenaje al 50º aniversario del nacimiento del Prof. Dr. José Daniel Cesano

PENAL90

Curso de Especialista en Derecho y Justicia Penal económica y empresarial (Universidad de Castilla-La Mancha, España)

Dictado en Toledo del 6 de julio al 24 de julio de 2015.

El curso tiene como finalidad la capacitación  teórica y práctica en Derecho penal y procesal económico y comercial. Se abordarán los temas más relevantes desde el punto de vista dogmático, político-criminal y jurisdiccional.

Al tratarse de un curso en modalidad semipresencial, docencia se impartirá mediante clases teóricas y talleres prácticos y se complementará con autoaprendizaje mediante la resolución de casos y otras actividades formativas, que estarán a disposición de los alumnos a través de la utilización de la plataforma Moodle . Así pues, se enfoca la materia objeto de estudio desde un punto de vista multidisciplinar y se combinan diversos métodos docentes en aras a la consecución de la excelencia docente.

Más información y detalles sobre el curso: http://www.edjp-1.posgrado.uclm.es/

Inscripción on-line: http://www.edjp-1.posgrado.uclm.es/solicitud.aspx

Dictado en Toledo del 6 de julio al 24 de julio de 2015.

El curso tiene como finalidad la capacitación  teórica y práctica en Derecho penal y procesal económico y comercial. Se abordarán los temas más relevantes desde el punto de vista dogmático, político-criminal y jurisdiccional.

Al tratarse de un curso en modalidad semipresencial, docencia se impartirá mediante clases teóricas y talleres prácticos y se complementará con autoaprendizaje mediante la resolución de casos y otras actividades formativas, que estarán a disposición de los alumnos a través de la utilización de la plataforma Moodle . Así pues, se enfoca la materia objeto de estudio desde un punto de vista multidisciplinar y se combinan diversos métodos docentes en aras a la consecución de la excelencia docente.

Más información y detalles sobre el curso: http://www.edjp-1.posgrado.uclm.es/

Inscripción on-line: http://www.edjp-1.posgrado.uclm.es/solicitud.aspx

Pulsa aquí para añadir un texto

Hola